• Martes, May 19, 2020

"Si esto hubiera sucedido hace 15 o 20 años, seguramente la realidad hubiera sido muy diferente, todo se hubiera parado y hubiera colapsado nuestra economía en mayor medida.

 

"Sin embargo, hoy gracias a la tecnología y poder tener internet en las casas, teléfonos inteligentes, hacer videoconferencias, nos permiten que el trabajo colaborativo a larga distancia sea posible", dijo el especialista.

Aunque actualmente la mayor parte de los empleados han podido continuar con sus responsabilidades laborales, quedan pendientes para eficientar esta forma de trabajo.

El especialista puntualizó que si bien, el trabajo desde casa acarrea algunas ventajas como la reducción de tiempos de traslado y el menor uso de transporte contaminante, no todos los trabajadores cuentan con las herramientas necesarias para laborar.

De acuerdo con una encuesta de Inmubles24 aplicada a trabajadores de entre 25 y 54 años, el 60 por ciento aseguró contar con un espacio fijo para trabajar, mismo porcentaje que señaló que dicho espacio es el área de comedor de la vivienda.

No todos los hogares tienes espacio adecuado para trabajar desde casa", aseguró González.

Pero otro de los retos que enfrentan los trabajadores es contar con las herramientas tecnológicas necesarias para desempeñar sus funciones.

 

Por ello, para Inmuebles24, la tendencia se encaminará a que las empresas incrementen sus inversiones en tecnología para acceder a los programas y servidores para facilitar el acceso remoto a las redes internas de trabajo.

"Las empresas visionarias ya habían empezado a invertir no sólo en espacios abiertos, también en mejores equipos, mejores conexiones y en tener la capacidad para que el colaborador trabajara desde casa", expresó González.

Incluso, el directivo anticipó que hasta los mecanismos de seguridad dentro de los inmuebles cambiarán debido a las nuevas medidas sanitarias que se aplicarán por el Covid-19, un elemento en el que las empresas con inmuebles propios deberán tomar en cuenta para garantizar la salud de sus colaboradores.

Los esquemas de identificación en las oficinas desde ahora cambiaron y la parte de salud y de limpieza puede llevar a la implementación de sistemas biométricos", adelantó.

Para el caso de los desarrolladores, el especialista de Inmuebles24 anticipó que al igual que las empresas, deberán invertir más en tecnología que en mejoras al espacio físico, pues se volverá un factor clave para atraer inquilinos, así como la flexibilidad de los contratos de renta.

"Ahora más que nunca los desarrolladores inmobiliarios deberán invertir en tecnología para poder vender y comercializar sus espacios", puntualizó.